Centro de Recursos de Acronis

¿Qué es RAID 10 y por qué debo utilizarlo?

RAID son las siglas de Redundant Array of Independent (o Inexpensive) Disks. Es un método de almacenamiento de la información en varios discos duros para conseguir una mayor protección y, en algunos casos, un mejor rendimiento. Bajo el paraguas de RAID hay diversos métodos de almacenamiento, llamados niveles y enumerados del 0 al 9, algunos de los cuales son más útiles que otros.

Cada nivel es un método diferenciado de organizar el almacenamiento, pero algunos pueden combinarse, lo que produce un nivel de RAID de dos cifras como, por ejemplo, RAID 10, que a veces se identifica (y de manera más apropiada) como RAID 1+0. En general, cada nivel de RAID tiene sus propias ventajas e inconvenientes.

RAID 10, por ejemplo, es rápido, a prueba de fallos y consume espacio de disco. Si necesita más protección para su almacenamiento, o un rendimiento del almacenamiento más rápido, RAID 10 es un arreglo simple y relativamente barato.

Para implementar RAID 10, necesita al menos dos unidades de disco físicas; utilizar dos particiones en el mismo disco duro no es lo adecuado. También necesita una controladora de disco que entienda RAID.

RAID 10 funciona grabando en bandas y duplicando datos en dos discos como mínimo. La duplicación, o RAID 1, significa grabar los datos en dos o más discos al mismo tiempo. Aunque un disco falle por completo, la duplicación conserva la información. La grabación en bandas, o RAID 0, significa dividir los datos en fragmentos y grabarlos en discos distintos de forma sucesiva. Mejora el rendimiento porque el equipo puede obtener datos de más de un disco a la vez. (Para los puristas: técnicamente, RAID 0 no es un nivel de RAID porque no proporciona redundancia para proteger la información. Sin embargo, se suele hacer referencia al mismo como si fuera un nivel de RAID.)

Antes de continuar, hay una excepción importante sobre copias de seguridad y RAID 1. Aunque los datos se graban en dos discos simultáneamente, no se guarda una copia de seguridad de los mismos. En caso de que el sistema, en lugar del disco duro, sufra un error, pueden enviarse datos erróneos a ambos discos a la vez, dañando ambas unidades simultáneamente. Debe tener una estrategia de copia de seguridad vigente, aunque utilice RAID 1. (Para una mayor protección contra daños de datos, utilice un nivel de RAID que incluya una unidad de paridad, pero eso es otra historia.)

Ponga RAID 1 y RAID 0 juntos y obtendrá RAID 10. RAID 10 es seguro porque el proceso de duplicación duplica todos los datos. Es rápido porque los datos se graban en bandas en dos o más discos, lo que quiere decir que los fragmentos de datos se pueden leer y grabar en discos distintos simultáneamente.

El inconveniente de RAID 10 es que reduce a la mitad el espacio de disco efectivo. Como todo está duplicado, dos discos de 60 GB le dan una capacidad total del sistema de 60 GB. Y recuerde: utilice siempre discos idénticos al crear un conjunto duplicado. La geometría de discos (número de cabezales, cilindros, etc.) es crítica, y no se recomienda en absoluto el uso de discos diferentes.

Dado el coste de los discos, el espacio de almacenamiento es un problema mucho menor de lo que era hace unos años. Es lo bastante barato para agregar discos adicionales para dar soporte al conjunto RAID 10 y, si la controladora de disco de la placa base no admite RAID 10, puede conseguir una controladora de disco adicional por menos de 50 euros.

La configuración de RAID 10 es un poco más compleja que el almacenamiento convencional, pero no es especialmente difícil. El software de la controladora del sistema o del disco incluye rutinas de instalación que debe seguir durante el proceso. Se suele tardar unos minutos en instalar un conjunto de RAID 10.