Centro de Recursos de Acronis

Cómo mover aplicaciones

¿Se ha preguntado por qué no puede mover una aplicación, por ejemplo, de una unidad de disco a otra? La respuesta es simple: porque mover aplicaciones es arriesgado y no siempre sale bien.

Acronis recomienda utilizar el comando Mover de Windows solo para mover los datos asociados a aplicaciones (documentos, hojas de cálculo, imágenes, etc.) Si crea una nueva partición en el disco o instala una unidad adicional, Acronis recomienda volver a instalar las aplicaciones en las nuevas particiones y desinstalarlas de las particiones antiguas.

Mientras que los datos pueden moverse de una partición a otra con facilidad, mover una aplicación es otra cosa. Mover una aplicación puede bloquear el acceso desde la red al programa, dañar el propio programa o causa que otras aplicaciones fallen.

El problema con mover aplicaciones es que las aplicaciones Windows dependen de las entradas del Registro y, a menudo, de archivos que pueden estar dispersos en ubicaciones imprevisibles. Aunque el comando Mover de Windows intenta mantenerlo todo en su sitio, la información no siempre se actualiza cuando se mueve una aplicación. Para complicar más las cosas, algunos programas comparten algunos fragmentos, como las DLL (Bibliotecas de enlace dinámico) con otras aplicaciones. Cuando se mueven estas DLL, los demás programas que las utilicen podrían no encontrarlas.

No existe la prohibición absoluta de mover aplicaciones. Puede mover aplicaciones en Windows sin problemas. A veces, puede moverlas con utilidades de otras empresas. Sin embargo, a veces no es posible moverlas.

Hay programas que mueven aplicaciones a las nuevas particiones, pero su acción es limitada y un poco aleatoria. El creador de uno de los programas de este tipo más conocidos recomienda no mover aplicaciones grandes y complejas como Microsoft Office, a causa de las diversas dependencias que existen. Y mover un sistema operativo de una partición a otra, simplemente no funciona.

Lo que funciona es volver a instalar los programas en la nueva partición. Esto suele ser sencillo y bastante rápido. El instalador se encarga de configurarlo todo correctamente y se evitará los problemas de mover programas.

Solo tiene que asegurarse de que tiene a mano los números de serie de los programas antes de empezar a mover y reinstalar aplicaciones.