Volver
25 de diciembre de 2018  —  Acronis

Cómo liberarse del correo basura

Acronis
Acronis Cyber Protect
antes Acronis Cyber Backup
Otros idiomas English

¿Quién no ha recibido alguna vez Spam en su correo electrónico? Es inevitable, no podemos evitar que nos bombardeen a correos que no queremos, pero quizás sí que podemos encontrar la manera de que sean detectados y eliminados de forma automática sin correr el riesgo de perder las comunicaciones que realmente sean importantes, ¿nos ponemos manos a la obra?

No hay espacio para tanto dato

Estar un tiempo sin consultar el correo electrónico, acceder a él y encontrarnos con demasiados correos que no nos interesan es algo que a casi todos le ha ocurrido alguna vez. Tener un correo personal para recibir temas importantes o de trabajo y encontrarnos cada día con correo basura es algo también bastante frecuente. En ocasiones, se reciben correos no deseados diariamente, que nos hacen perder tiempo y comprometen nuestra seguridad.

El buzón de correo puede llegar a tener un tamaño bastante grande, de modo que si se trabaja en local se puede tener un problema de espacio y de rapidez de respuesta por parte del ordenador. El rendimiento del programa encargado de gestionar el correo electrónico se ve superado por una gran cantidad de correos que no sirven para nada pero que están almacenados. Si tenemos que manejar estos ficheros con tanto volumen es de esperar que el rendimiento se vea afectado para ser reducido, de modo que, si tienes que busca run correo importante entre una gran cantidad de gigas, es como buscar una aguja en un pajar.

Acronis
La mejor protección contra spam

Protección del usuario

Probablemente se reciban correos de webs que ni siquiera recordamos haber visitado nunca, o que a lo mejor con suerte una vez accedimos y dimos nuestro email. También hay empresas que acceden a bases de datos de clientes y les envían comunicaciones, noticias, descuentos y muchos correos que el cliente ni siquiera abrirá. Normalmente es solo publicidad, pero también hay correos malignos.

La nueva ley de protección de datos trata de evitar que el cliente por defecto pueda ser saturado de correos que no quiere, y por eso ahora la ley obliga a que sea el cliente el que dé su consentimiento expreso para recibir esos emails, para suscribirse a boletines de noticias o a recibir noticias importantes, descuentos, promociones y todo lo que la web o empresa pueda pensar que el cliente quiere recibir. Aun así, a día de hoy hay compañías que no se han adaptado a esta ley y siguen enviando correos no solicitados con publicidad y otros asuntos.

Hackers y Ransomware

Además de las empresas hay hackers que tratan de acceder a ordenadores particulares y de empresas a través de un email que servirá para hackear ese usuario y acceder a recuperar información valiosa. Técnicas y métodos como el phishing, troyanos, gusanos…. Suelen infectar a los usuarios comenzando por un simple email que pueda resultar atractivo. Seguro que has oído hablar de WannaCry, uno de los ataques ransomware más conocidos y del que no hace tanto tiempo se hablaba en las noticias por su gran efecto malicioso y su peligrosidad.

Imagínate si se trata de un empleado de una gran empresa o de un particular que desarrolla su labor profesional en ese ordenador. Todo puede quedar en manos de una persona con malas intenciones que puede:

  1. Bloquearnos el acceso a nuestro sistema y a nuestros datos a cambio de una recompensa. Si, suena terrible, y lo es. Puede acceder a tus fotos, contactos, recuerdos, documentos y tus claves de banca online, almacenamiento online, acceso a webs, usuarios, contraseñas…. La lista es bien larga.
  2. Puede ocultarse y recuperar información confidencial que luego usará a su antojo. No lo notas, pero sabe las claves de la empresa, el usuario del banco, tus datos de crédito, datos comprometedores, información confidencial que solo tu deberías tener y que nunca has dado a nadie.

Ambos escenarios suponen un problema, y conviene ser precavidos para que si llegado el día, nos ocurre, al menos el daño sea el menor posible.

Acronis
Protección contra correos electrónicos promocionales

Reducir los correos de spam

Si detectas un correo spam, no lo borres, no lo elimines. Primero márcalo como spam para que tu gestor de correo electrónico pueda clasificarlo y detectar otros similares a partir de ahí. Te ahorrará mucho tiempo y reducirás el riesgo de ser infectado por uno de ellos o de caer en la tentación de abrirlo. Establecer reglas automáticas para considerar ciertos remitentes como spam y que sean enviados a una carpeta en concreto es una de las opciones mas recomendables, pues normalmente la carpeta de spam se vacía cada cierto tiempo (el usuario puede configurarlo, aunque suele ser 30 días).

Muchos buzones de correo permiten marcar ciertos correos como Spam y tratar a los correos de ese remitente siempre como tal, de modo que automáticamente sean enviados a la papelera. La mayoría de los gestores de correo ofrecen opciones ya incorporadas para clasificar ya este tipo de mensajes.

No abras los ficheros adjuntos o los ejecutables que traiga el correo si no estás seguro acerca de la autenticidad de los datos de ese mensaje. Y resiste las ganas de hacer clic en ese link que es sospechoso. Ignora las cadenas de correo, pues estos bucles harán que nuestro email llegue a muchas más personas y aumentaremos el spam recibido a la vez que comprometeremos nuestra propia ciberseguridad.

Nunca respondas al correo no deseado, y si alguna vez no estás seguro de la autenticidad del remitente y decides responder ni se te ocurra dar ningún dato personal ni ninguna información confidencial, si no conoces la procedencia del correo… ¿para qué contestarle?

Darse de baja de las comunicaciones o cancela las suscripciones. Si recibes un correo de una web y no deseas recibir más, puedes ir a la parte inferior del correo donde probablemente encuentres un link para darte de baja y dejar de recibir notificaciones, boletines, publicidad y cualquier otra comunicación de esa página web.

No informes tu correo electrónico ni des tus datos en cualquier web sin estar seguro para lo que es. Del mismo modo que no le vas diciendo a la gente donde vives, el salario que ganas o tu fecha de nacimiento, tampoco vayas navegando por la red dando tu email a cualquiera que te lo pida. Sin que sea un secreto simplemente hay que ser selectivos a la hora de dar ciertos datos, en caso contrario es probable que los formularios o individuos que te lo soliciten lo hagan solo con fines publicitarios, por lo que el spam está casi asegurado.

Tampoco informes tu correo electrónico en ningún post ni foro en el que participes, del mismo modo que no informarías tu número de teléfono ni los datos de tu cuenta bancaria. Sé sensato.

Crea una cuenta de correo gratuita solo para recibir información no relacionada con nada personal ni profesional. De este modo puedes tener separada la vida personal de la vida profesional, ¡y de la vida publicitaria y del marketing!

Correo atractivo ¡no me he podido resistir!

De todos los correos que se reciben resulta que un día ves uno que te resulta más atractivo que los demás, donde se ofrece un premio, un descuento o una información que te parece importante. Ese día abres ese correo… y haces clic en el link. ¡Mal hecho! Resulta que ese correo no era auténtico y ahora tus datos están en manos de un hacker. ¿qué hacemos si no disponemos de un sistema de backup?

El problema de que uno reciba uno de estos correos y alguien acceda es que hoy en día cada vez se almacena más y más información en la nube, de modo que, un ataque puede dejarnos al descubierto no solo por la información que se tiene en el ordenador, tableta o móvil infectado, sino que se deja libre acceso a todos lo que se almacena en la nube.

Como particular resulta un drama, un problema que todo quede disponible para alguien que no tiene buenas intenciones. Como empresa resulta ser aún más problemático porque puede incluso suponer el cierre o el fracaso de ese negocio, la pérdida de clientes y de información de cuentas bancarias, estrategias y mucho más.

Copias de seguridad

Si tenías copia de seguridad de todos tus archivos, sistema, fotos, carpetas y asuntos laborales entonces al menos no habrás perdido información. Es muy importante hacer periódicamente copias de seguridad de todo lo importante y de encriptar todo aquello que pueda ser confidencial o muy privado. En caso de desastre, al menos no podrán ver cierta información y nosotros podremos recuperar todas nuestras pertenencias.

Con Acronis Backup se puede tener siempre una copia de seguridad hecha en el lugar adecuado, lejos de todo hacker. Las copias de seguridad se pueden programar para que no interrumpan la actividad diaria del particular o de la empresa. Backups profesionales que permiten almacenar el backup en la nube, con todas las garantías, especialmente a la hora de restaurar los datos y dejar el sistema como estaba.

Recuerda, el sentido común es la mejor manera de evitar molestias. No des tu email a cualquiera, no abras correos no deseados ni hagas clic en links que no sepas a donde conducen, y por supuesto no respondas a correos spam. Si seleccionas a quien das tu correo y revisas lo que recibes a diario casi seguro que tendrás un buzón de correo que podrás gestionar y mantener limpio de basura y hackers ¡Comienza ya!

Más de Acronis