Mejores prácticas de copia de seguridad y recuperación de datos para el sector industrial

Acronis
Cyber Protect
antes Acronis Cyber Backup

En el sector de fabricación, las soluciones de copia de seguridad, recuperación de datos y recuperación ante desastres desempeñan un papel fundamental para asegurar la continuidad de las operaciones y minimizar el tiempo de inactividad. Un factor crucial para la rentabilidad de estas empresas es mantener constantes las operaciones de la planta de producción, ya que unos pocos minutos de inactividad pueden equivaler a millones de dólares en pérdidas de ventas, ingresos pospuestos, capacidad desaprovechada y aumento de costes de tramitación de pedidos.

La dificultad de mantener un tiempo de actividad próximo al 100 % se agrava con la frecuente carencia de recursos de soporte técnico locales para resolver las causas de las interrupciones, como los fallos en los servidores que controlan los procesos automatizados.

En este sector hay otras áreas que quizá son menos sensibles a las interrupciones momentáneas, pero que aun así no pueden soportar largos periodos de inactividad ni pérdidas de datos críticos por ciberataques, fallos en la infraestructura tecnológica, errores humanos o desastres naturales.

En particular, en los últimos años el ransomware ha aumentado hasta convertirse en la principal ciberamenaza del sector, origen de costosos robos de datos y parones de actividad en empresas de todos los tamaños. Los ataques de ransomware son cada vez más sofisticados y frecuentes: los ciberdelincuentes utilizan nuevas tácticas de engaño para lograr que las víctimas paguen por recuperar sus datos y reanudar la actividad.

Con la creciente dependencia de los sistemas digitales y el constante incremento del volumen de datos que se generan, los fabricantes necesitan más y mejores estrategias para proteger su información crítica y recuperarse con rapidez en caso de interrupciones.

Lo ideal es que estas estrategias incluyan soluciones de copia de seguridad y recuperación de datos, así como de recuperación ante desastres:

  • Realizar copias de seguridad significa crear copias de los datos importantes y almacenarlas en lugares seguros. Para garantizar una protección integral, las copias de seguridad deben realizarse con regularidad —preferiblemente en tiempo real o a intervalos frecuentes— con opciones de almacenamiento local y externo. La copia de seguridad local ofrece una rápida accesibilidad para recuperar los datos de forma inmediata, mientras que la copia de seguridad en una ubicación externa añade protección frente a las amenazas físicas, como incendios o desastres naturales.
  • Las soluciones de recuperación son imprescindibles para restaurar los datos y los sistemas cuanto antes en caso de pérdida de datos accidental, fallos del sistema o ciberataques. En el sector de fabricación, donde el tiempo de inactividad puede tener graves repercusiones económicas, es crucial contar con mecanismos de recuperación eficaces, como el uso de software de recuperación de datos, la instalación de sistemas redundantes y la puesta en marcha de un plan de recuperación concreto que perfile las responsabilidades y los pasos necesarios. Para ratificar la eficacia de los procedimientos de recuperación e identificar cualquier posible vulnerabilidad, también es vital comprobarlos y validarlos periódicamente.
  • La recuperación ante desastres va más allá de la recuperación de datos y se centra en restaurar las operaciones generales de la empresa tras una interrupción importante, como un desastre natural, un corte de suministro eléctrico o un ciberataque. Los fabricantes pueden adoptar diversas medidas, como el uso de hardware e infraestructura de red redundante, centros de producción alternativos y sistemas de alimentación de emergencia. Un plan completo de recuperación ante desastres debe abordar una amplia casuística, dar prioridad a los procesos más importantes y establecer canales de comunicación que permitan coordinar con eficacia las labores de recuperación.

Riesgos y amenazas: análisis de la protección de datos en el sector industrial

El sector de fabricación se enfrenta a varios riesgos y amenazas para los datos que pueden comprometer la integridad, la confidencialidad y la disponibilidad de información esencial, por ejemplo, especificaciones de productos, datos de producción, información de la cadena de suministro y registros de clientes. Entre los principales riesgos y amenazas cabe mencionar:

1. Ciberataques: las empresas de fabricación son un objetivo cada vez más habitual de los ciberdelincuentes, que buscan aprovechar las vulnerabilidades de sus sistemas. Los agresores se valen de ataques de ransomware, filtraciones de datos o espionaje industrial para obtener acceso no autorizado a datos confidenciales, interrumpir las operaciones o robar propiedad intelectual de valor.

2. Amenazas físicas: los centros de producción son vulnerables a los riesgos físicos, como desastres naturales, incendios, cortes de suministro eléctrico o fallos de maquinaria. Estos incidentes pueden causar pérdidas de datos, dañar hardware e infraestructuras e interrumpir operaciones críticas.

3. Amenazas internas: los empleados o los contratistas con acceso a información confidencial pueden suponer un riesgo para la seguridad de los datos. Las acciones accidentales o intencionadas de los usuarios internos, como el robo de datos, la divulgación de datos no autorizada o la negligencia en el cumplimiento de los protocolos de seguridad, pueden provocar fugas de datos o comprometer la integridad de los procesos de fabricación.

4. Vulnerabilidades de la cadena de suministro: el sector de fabricación suele utilizar complejas cadenas de suministro en las que participan múltiples socios y proveedores. Un eslabón débil en la cadena puede exponer al fabricante a fugas de datos o interrumpir su actividad. En ocasiones, los proveedores externos tienen medidas de seguridad inadecuadas o introducen inadvertidamente malware o componentes comprometidos en el ecosistema de la fábrica.

5. Daños y pérdida de datos: el error humano, las averías técnicas o los fallos de software pueden ocasionar pérdidas o daños en los datos. Las empresas de fabricación generan ingentes cantidades de datos cuya pérdida, si no se protegen o no se duplican en copias de seguridad, puede tener importantes consecuencias en los procesos de producción, control de calidad y toma de decisiones.

6. Cumplimiento de normativas: las empresas de fabricación deben cumplir las normas oficiales y sectoriales sobre privacidad, seguridad y protección de la propiedad intelectual. Su incumplimiento puede dar lugar a sanciones jurídicas y económicas, así como dañar la reputación de la compañía.

La importancia de una solución de copia de seguridad de los datos

Para mitigar estos riesgos y amenazas, los fabricantes deben contar con un plan de copia de seguridad (basado en soluciones y tecnologías de copia de seguridad de eficacia demostrada) por los motivos siguientes:

1. Protección frente a la pérdida de datos: las empresas de fabricación generan enormes cantidades de datos, como especificaciones de productos, calendarios de producción, gestión de inventario, pedidos de clientes y registros de control de calidad, indispensables para las operaciones diarias y los procesos de toma de decisiones. Los datos pueden perderse por varias razones, como fallos de hardware, errores humanos, ciberataques o desastres naturales.

Un plan de copia de seguridad proporciona una red de protección, ya que crea copias de datos importantes y las almacena en un lugar seguro. Es la garantía de que, aun si los datos originales se comprometen o se pierden, la información podrá recuperarse y restaurarse con las copias de seguridad.

2. Continuidad de la actividad empresarial: en caso de pérdida de datos o fallo del sistema, un plan de copia de seguridad robusto garantiza la rápida restauración de la información crítica, lo que minimiza el tiempo de inactividad y permite que las operaciones se reanuden cuanto antes. Es algo que ayuda a las empresas del sector a mantener la continuidad de su actividad, servir los pedidos de los clientes y prevenir pérdidas económicas de envergadura.

3. Cumplimiento de normativas: el sector de fabricación está sujeto a varias normativas de privacidad, protección de la propiedad intelectual y actuaciones del sector. Para cumplir estas normativas es crucial disponer de un plan de copia de seguridad. El plan demuestra que la empresa ha asumido el compromiso de proteger la información confidencial, mantener la integridad de los datos y cumplir las exigencias legales. Los incumplimientos pueden tener graves consecuencias, como sanciones jurídicas, daños a la reputación y pérdida de oportunidades comerciales.

4. Mitigación de riesgos y amenazas: el sector industrial no es inmune a los riesgos y las amenazas, como ciberataques, amenazas internas y desastres físicos. Los fabricantes pueden mitigar estos riesgos y minimizar su impacto implementando un plan de copia de seguridad. Las copias de seguridad son una salvaguarda frente a las fugas de datos, los ataques de ransomware y el fallo de los equipos. Si se produce una interrupción de la actividad, pueden utilizarse los datos de las copias de seguridad para restaurar las operaciones y minimizar los riesgos relacionados.

5. Ayuda para el análisis y la toma de decisiones: en el sector de fabricación, los datos desempeñan un papel primordial para tomar decisiones fundamentadas, optimizar los procesos y lograr mejoras continuas. Se necesitan datos precisos y fiables para analizar las tendencias de producción, identificar ineficacias e implementar medidas de control de calidad. El plan de copia de seguridad garantiza la conservación de los datos históricos, que permiten a los fabricantes acceder a información valiosa y utilizarla para planificaciones estratégicas, pronósticos y evaluaciones de rendimiento.

Mejores prácticas de copia de seguridad en fabricación

Las mejores prácticas de copia de seguridad de los datos para el sector de fabricación incluyen la aplicación de las siguientes estrategias:

1. Copias de seguridad periódicas y automatizadas: realice copias de seguridad periódicas y automatizadas para asegurar la protección oportuna de los datos críticos. Cuando determine los intervalos adecuados de copia de seguridad, tenga en cuenta la frecuencia con que se modifican los datos y el impacto de una posible pérdida. Con datos altamente dinámicos, se recomienda efectuar copias de seguridad en tiempo real o frecuentes.

2. Almacenamiento redundante: utilice opciones de almacenamiento redundante, tanto locales como externas, para incrementar la disponibilidad de los datos y protegerlos de las amenazas físicas, como incendios, inundaciones o fallos en los equipos. Si emplea una combinación de copias de seguridad locales, remotas y basadas en la nube, reforzará la resiliencia de los datos y la posibilidad de recuperarlos con rapidez.

3. Copias de seguridad incrementales y completas: combine copias de seguridad incrementales y completas para optimizar su duración y el espacio de almacenamiento. Las copias de seguridad incrementales solo registran los cambios realizados desde la última copia, lo que abrevia el proceso y reduce los requisitos de almacenamiento. Las copias de seguridad completas periódicas garantizan que siempre haya una copia disponible de la totalidad de los datos.

4. Cifrado de datos: cifre las copias de seguridad, tanto durante el almacenamiento como durante la transmisión, para salvaguardar los datos confidenciales. El cifrado contribuye a proteger las copias frente al acceso no autorizado y las fugas de datos, lo cual favorece la confidencialidad de la información y el cumplimiento de las normas de privacidad.

5. Copias de seguridad en ubicaciones externas: guarde las copias de seguridad en ubicaciones externas para protegerlas frente a los desastres que puedan afectar a las instalaciones o las amenazas físicas que puedan dañar las copias locales. Las copias de seguridad externas deben almacenarse en un lugar seguro, preferiblemente en una zona geográfica distinta de la del centro de datos principal.

6. Pruebas y validaciones periódicas: compruebe y valide periódicamente los procesos de copia de seguridad y los procedimientos de restauración de datos. Así asegurará la integridad de los datos de las copias de seguridad, identificará cualquier problema o deficiencia en la estrategia de copia de seguridad y verificará la eficacia del proceso de recuperación.

7. Documentación del plan de copia de seguridad y recuperación: elabore un plan integral de copia de seguridad y recuperación que describa las funciones, las responsabilidades, los procedimientos y la información de contacto del personal que participe en las operaciones de copia de seguridad y recuperación. Los planes documentados facilitan una recuperación rápida y eficiente durante una crisis.

8. Seguridad y controles de acceso: implemente medidas de seguridad y controles de acceso adecuados en los sistemas de copia de seguridad y las ubicaciones de almacenamiento para evitar el acceso no autorizado o la manipulación de los datos de las copias.

9. Supervisión y alertas: aplique sistemas de supervisión para llevar un seguimiento de la actividad de copia de seguridad, validar las copias correctas y recibir alertas en caso de fallos o problemas con alguna copia. La supervisión proactiva contribuye a asegurar la integridad y la eficacia de la solución de copia de seguridad.

10. Formación y sensibilización de los empleados: forme a los empleados en las mejores prácticas de copia de seguridad de datos, los protocolos de seguridad y el valor de proteger la información. Promueva una cultura de sensibilización sobre la importancia de los datos y de su gestión responsable en la empresa.

Con estas mejores prácticas de copia de seguridad, las empresas de fabricación pueden mejorar la protección de sus datos, minimizar el tiempo de inactividad y garantizar la disponibilidad y la recuperación de la información crítica en caso de interrupción de las operaciones o de pérdida de datos.

Mejores prácticas de recuperación de datos para el sector industrial

Las mejores prácticas de recuperación de datos para el sector de fabricación incluyen la aplicación de las siguientes estrategias:

1. Definición clara de los objetivos de recuperación: establezca objetivos de recuperación concretos y priorice la recuperación de los sistemas y datos críticos. Identifique los objetivos de tiempo de recuperación (RTO) y los objetivos de punto de recuperación (RPO) de los diferentes tipos de datos para guiar el proceso de recuperación y asegurar la rápida restauración de los datos más importantes.

2. Sistema de copia de seguridad robusto: implemente un sistema de copia de seguridad fiable y exhaustivo acorde con los objetivos de recuperación de la organización. Pruebe y valide periódicamente las copias de seguridad para garantizar su integridad y precisión. Plantéese utilizar soluciones de copia de seguridad redundantes, como copias basadas en disco y en la nube, para reforzar la disponibilidad de los datos y las opciones de recuperación.

3. Pruebas de recuperación: compruebe regularmente los procedimientos de recuperación y valide su eficacia. Ponga en práctica ejercicios de recuperación y simule diferentes situaciones catastróficas para identificar posibles deficiencias o debilidades en el plan de recuperación. Las pruebas certifican que los sistemas y los procesos de recuperación funcionan como deben y son fiables en caso de recuperación real.

4. Documentación del plan de recuperación: elabore un plan exhaustivo de recuperación que describa paso a paso los procedimientos, las funciones y las responsabilidades de los diferentes empleados que participen en el proceso. Incluya la información de contacto de los principales proveedores y partes interesadas para asegurar una comunicación clara durante las labores de recuperación. Un plan bien documentado facilita una respuesta coordinada y eficaz durante un evento de recuperación de datos.

5. Recuperación por prioridades: priorice la recuperación de los sistemas y datos críticos para minimizar el tiempo de inactividad y mitigar el impacto en caso de pérdida de datos. Identifique los sistemas de producción, los datos de clientes y la propiedad intelectual de más valor para recuperarlos en primer lugar. De este modo, las operaciones más importantes se reanudarán con rapidez y los procesos de fabricación se verán menos afectados.

6. Entorno de recuperación seguro: asegúrese de que el entorno de recuperación está protegido frente a amenazas potenciales. Implemente medidas de seguridad adecuadas, como controles de acceso, cifrado y supervisión, para salvaguardar los datos recuperados e impedir accesos no autorizados o manipulaciones durante el proceso de recuperación.

7. Validación de los datos y comprobaciones de integridad: valide los datos recuperados para garantizar su integridad y su precisión. Asegure la integridad de los datos con, por ejemplo, verificaciones de la suma de comprobación o algoritmos de validación de datos, para confirmar que los datos recuperados coinciden con los originales y que no se han dañado ni alterado durante el proceso de recuperación.

8. Mejora continua: revise y mejore continuamente los procesos de recuperación de datos basándose en las lecciones aprendidas en los simulacros de recuperación, los casos de recuperación reales y las tecnologías emergentes. Actualice regularmente el plan de recuperación para incluir todos los cambios de la infraestructura de TI, los sistemas o las necesidades de la empresa.

Con estas mejores prácticas de recuperación de datos, las empresas de fabricación pueden mejorar su capacidad para recuperar datos críticos, minimizar el tiempo de inactividad y asegurar la resiliencia de sus operaciones si se produce una pérdida de datos o una interrupción de la actividad.

Otras preguntas frecuentes

¿Cuáles son las consecuencias de no contar con una estrategia de copia de seguridad de los datos?

La falta de una estrategia de copia de seguridad de los datos en una empresa de fabricación puede provocar interrupciones en las operaciones, demoras de producción, incumplimiento de fechas de entrega, insatisfacción de los clientes y pérdida potencial de negocio. Podría producir una pérdida de datos permanente que comprometería información y propiedad intelectual de valor.

En otras palabras, la ausencia de una estrategia de copia de seguridad de los datos pone a toda la empresa en peligro y afecta a la continuidad de las operaciones, la confianza de los clientes y la competitividad en general.

¿Con qué frecuencia deben realizarse copias de seguridad en las empresas de fabricación?

En este sector, la frecuencia de las copias de seguridad de los datos depende de varios factores, incluido el volumen de datos generados, la importancia de la información y el nivel de pérdida de datos aceptable en caso de que se interrumpa la actividad. En general, todo fabricante debe realizar copias de seguridad periódicas para asegurar la protección de sus datos y minimizar posibles pérdidas.

Si se trata de datos críticos que cambian constantemente, como datos de producción en tiempo real o pedidos de clientes, es fundamental realizar copias de seguridad frecuentes. Para minimizar las pérdidas de datos, lo ideal es efectuar estas copias de seguridad en tiempo real o a intervalos regulares. En estos casos resultan de utilidad la replicación continua de datos o las soluciones de copia de seguridad automatizada.

Con datos menos dinámicos, como los registros históricos o la información archivada, las copias de seguridad pueden realizarse con menos frecuencia, es decir, diaria, semanal o mensualmente, dependiendo de las necesidades y los riesgos específicos. Es importante alcanzar un equilibrio entre el coste del almacenamiento y el posible impacto de una pérdida de datos.

¿Cuánto tiempo debería tardar la recuperación de datos tras un desastre?

En teoría, la finalidad de una solución de recuperación ante desastres bien diseñada y probada es reducir al mínimo el tiempo de inactividad y agilizar la recuperación. En algunos casos, para establecer objetivos específicos de recuperación se definen objetivos de tiempo de recuperación (RTO) y objetivos de punto de recuperación (RPO). RTO hace referencia al tiempo de inactividad máximo aceptable, mientras que RPO define la cantidad aceptable de pérdida de datos.

Para los sistemas y datos críticos, a menudo las organizaciones establecen RTO y RPO bajos para restaurar las operaciones con rapidez y minimizar la pérdida de datos. Dependiendo de la infraestructura y de las tecnologías de copia de seguridad que utilicen, los tiempos de recuperación pueden oscilar entre minutos y horas.

¿Cuáles son las mejores soluciones de copia de seguridad para las empresas de fabricación?

A la hora de elegir una solución de copia de seguridad para una empresa de fabricación, es crucial considerar las necesidades y los requisitos específicos del sector. Hoy en día, hay soluciones de copia de seguridad locales, externas, basadas en la nube e incluso híbridas, pero todas deben tener capacidad para restaurar rápidamente los servidores de tecnología operativa que no funcionan (independientemente de la causa), así como distintos servidores de sustitución para reanudar con rapidez las operaciones de la planta de producción que son críticas para el negocio.

Por ejemplo, Acronis cuenta con una ventaja demostrada en este entorno: es capaz de restaurar en servidores físicos locales o máquinas virtuales, en cuestión de minutos, a partir de imágenes del SO, aplicaciones y datos almacenados los servidores de control de procesos de la planta de producción que han fallado. Además, la amplia compatibilidad de las copias de seguridad de Acronis con varios sistemas operativos de uso generalizado, incluidas antiguas versiones que ya no actualizan sus proveedores (como Microsoft Windows XP), así como sus funciones de recuperación rápida y sin supervisión, como Instant Restore, permiten a Acronis ofrecer una ventaja competitiva única en este entorno. Cuando falla un servidor de control de procesos o un servidor de control de robots de fabricación automatizada, Acronis puede recrear un servidor sustituto funcional y activo en un servidor físico local o una máquina virtual, lo que reduce a minutos el tiempo de inactividad.

Resumen

En el sector industrial, es fundamental contar con soluciones de copia de seguridad y recuperación de datos, así como de recuperación ante desastres, para proteger la información de valor, mantener la continuidad de las operaciones y minimizar el tiempo de inactividad.

Implementando estrategias robustas y comprobando regularmente su eficacia, los fabricantes pueden asegurar la resiliencia de sus sistemas y mitigar los riesgos potenciales que conllevan la pérdida de datos o la interrupción de las operaciones.

Más de Acronis